logo

La pequeña y mediana empresa siguen sin aprovechar todas las ventajas del branding, pues tiene la idea errónea de que el branding es un concepto exclusivo para las grandes empresas o negocios, desaprovechando así las oportunidades que le ofrece.

Con este artículo queremos hacer ver al pequeño y mediano empresario que puede hacer el branding empresarial para su empresa, sea del tamaño que sea y conseguir que se diferencie del resto.

branding

1 Hay que saber cómo explicar a tu audiencia o clientes potenciales qué es lo que ofreces. Por ello, debes utilizar el vocabulario adecuado que ellos comprendan los beneficios que puedes aportarles y conseguir describirte de manera simple y directa.

Muchísimas empresas no son capaces de hacer esto. Ocurre por diferentes motivos, pero uno de los más graves es la no especialización. Se piensa que especializarse es perder mercado, mientras que atacar todo el mercado es tener más posibilidades de conseguir clientes, pero especializarse es imprescindible para crecer. Dirigirse a una parte del mercado implica poseer un mayor conocimiento sobre el mismo que empresas no especializadas no tienen y por tanto ofrecer un trabajo de mayor calidad.

Hoy en día ya no funciona el ser polivalente, si consigues ser especialista podrás competir con todas tus armas en ciertos nichos donde tu competencia no responda de manera eficiente a la demanda, o dicha competencia sea realmente limitada.

La empresa debe estar especializada en forma de T. La barra horizontal de la T sería todas las cosas que sabemos, mientras que la vertical sería aquel campo que dominamos a la perfección. Si estamos especializados de esta manera, sabremos dar una definición exacta de nuestro negocio y podremos dar a nuestro cliente el servicio que él quiere.

2 La importancia de una buena identidad corporativa es fundamental para una empresa, necesitamos crear un logotipo y un eslogan que defina a la marca.

Alrededor de estos elementos, debemos crear toda nuestra identidad y se convertirá en nuestra línea básica para dar a conocer nuestros productos y/o servicios, toda la comunicación que desde la empresa se genere y cualquier acción que realicemos.

Sin una buena identidad corporativa o un buen desarrollo del branding no podremos desarrollar una buena estrategia de comunicación y que ésta tenga éxito.

En una sociedad donde las personas tenemos hasta un 90% de más memoria visual que auditiva, no subestimes la importancia de una buena estrategia de identidad visual. Las personas tendemos a recordar con facilidad un buen logotipo o eslogan, por lo que, si el nombre o logotipo de la empresa no es correcto, nadie se acordará de ella.

Brandig

3 Una información muy valiosa para la empresa es saber que piensan tus clientes sobre ella, en la mayoría de los casos las empresas desconocen esta información, o incluso no saben cómo obtenerla.

He ahí la importancia de tener una imagen definida y saber cuáles son las sensaciones y atributos que transmitimos a nuestro público objetivo. Si transmites una imagen corporativa atractiva, los clientes vendrán “solos” hacia ti recomendados o atraídos por esa imagen.

4 Como llegar a tu público a través de los canales de comunicación. En una estrategia de branding el objetivo no consiste en ir a buscar al cliente, sino en atraerl0.

Antiguamente, se utilizaban las estrategias push (del inglés. empujar), que son aquellas que empujaban al cliente a comprar o contratar algo: publicidad convencional, comerciales de compra, banners, etc., esto funcionaba antes, pero ahora con un mercado saturado y las opciones para cada servicio o producto numerosas, hay que buscar otras acciones. Una correcta técnica pull (del inglés tirar) sería similar a construir un imán para atraer posibles compradores.

Debemos saber que las pull siempre son más baratas y requieren de más esfuerzo en tiempo que en dinero. Publicitarse en Adwords es relativamente fácil de hacer, pero debes invertir un presupuesto. Sin embargo, llegar a la primera posición de Google para una palabra clave es “gratis” (y difícil), pero requiere mucho más tiempo.

Estos 4 pasos son los básicos para empezar a trabajar una buena estrategia de branding empresarial:

  • Definición exacta de la empresa en menos de 3 líneas.
  • Creación de una identidad corporativa profesional, atractiva y fácilmente identificable.
  • Conocimiento de la imagen corporativa de la empresa y de cuál es la opinión del público sobre nuestra empresa.
  • Establecimiento de canales de comunicación pull y push dependiendo de nuestro presupuesto.

brand

Ya no hay excusas. No podemos decir que no sepamos cómo aprovechar todas las ventajas del branding empresarial. Por lo tanto, empieza a actuar a partir de hoy y consigue que tu empresa pase a otro nivel, desde Agencia MonoGráfica trabajamos diariamente en diseñar el correcto branding empresarial para pequeñas y medianas empresas, no dudes en ponerte en contacto con nuestro equipo.