logo

Social selling es el uso de redes sociales para incrementar tus ventas y conseguir clientes.

Utiliza las redes sociales como una herramienta comercial con social selling. En la actualidad, las redes sociales se han convertido en una herramienta para ver y comparar productos. Se han convertido en decisivas para el cliente tomar la decisión de compra de un artículo por su comodidad y facilidad.

¿Qué se debe tener en cuenta a la hora de vender tus productos por medio de una red social?

Primero. Público Objetivo

Debemos saber cuál es nuestro público objetivo (hombres, mujeres, rango de edad, poder adquisitivo, son padres/madres, zona de residencia…) para poder dirigirnos a ellos de la forma más adecuada. Al tener nuestro target definido, podemos saber sus necesidades, problemas o cualquier información importante para la gestión de las ventas.

Social selling

Segundo. Objetivos

Marcarnos objetivos y metas como en toda estrategia de marketing digital. Debemos establecer unos objetivos de ventas a largo y medio plazo, fortalecer la marca, potenciar nuestro producto, debemos crear un calendario de contenidos, marcar metas, etc.

Para conseguir una ventaja competitiva debemos establecer bien los objetivos que queremos conseguir y cómo conseguirlos.

Social Selling

Tercero. Elección

La elección de la red o redes sociales va a depender del público objetivo, los objetivos marcados y de nuestro presupuesto.

Facebook, Twitter, Instagram, Pinterest… cada red social tiene un público de edad y gustos distintos, debemos escoger la red social que más utilice y se acerque al  de nuestro target.

Cuarto. Publicación de contenido

Dependiendo de la red social que estemos gestionando debe cambiar el contenido, imágenes, vídeos, textos o alternando. No debemos publicar de forma masiva, hay que gestionar el contenido para que sea de calidad e interés para nuestro público.

Social selling

Quinto. Generar confianza y escuchar

Los seguidores de nuestra red social deben sentirse escuchados, hay que responder de forma rápida sin cambiar de vía, por el mismo canal. Es decir, si nos escriben un comentario en Facebook, debemos responder por el comentario de Facebook.

Dar respuestas e informar a nuestros clientes y seguidores, influirá de forma positiva en las ventas de nuestros productos.

social selling

Sexto. Constancia

Debemos de estar informados y atentos a las novedades, para hacer posibles cambios o modificaciones en las publicaciones. Hay que saber que publicaciones funcionan mejor en nuestra red social y si tenemos alguna que destaque sobre las demás, reutilizarla.

Séptimo. Prestar atención multimedia

En social selling es fundamental la imagen de tu producto o servicio a la hora de que el cliente tome la decisión de realizar una compra. Un producto debe entrar por ojos, por tanto, es muy importante invertir en buenas sesiones de fotografía, nuevos diseños y vídeos.

Octavo. Mide todo lo que hagas

Es muy importante optimizar nuestra estrategia por ello debemos medir todo lo que hagamos. Saber en qué redes sociales encajara mejor nuestro producto es crucial. Este punto es básico ya que con los datos y la información obtenida sabremos definitivamente qué medidas o estrategias desarrollar.

Noveno. Generar contenidos de valor

Crear contenidos de calidad e interés para nuestros seguidores es fundamental para conseguir que se conviertan en fieles. A través de las redes sociales conseguimos fans de nuestra marca y así que compartan nuestros contenidos. En el futuro llegarán a comprar e incluso que se transformarán en prescriptores de nuestra marca.

En todos estos pasos es necesario el contar con profesionales en comunicación, diseño, marketing y publicidad para poder conseguir los resultados esperados. Desde MonoGráfica ponemos a disposición del autónomo, pequeña y gran empresa un equipo de trabajo para hacer crecer y mejorar los resultados de ventas a través de la buena comunicación.