Conoce mejor a tu público

Cuando queremos transmitir una idea, vender un producto o servicio, dar un discurso o transmitir unos valores tenemos que pensar en el público al que va dirigido. El publico es el grupo de personas a las que queremos hacer llegar el servicio o producto.

 

Tipos de audiencia

Lo primero que tenemos que saber es que nuestro negocio puede tener cinco tipos de audiencias:

  • Comercial: Aquellas personas que han conocido la marca a través de un anuncio publicitario en algún medio de comunicación (radio, televisión, prensa o Internet).
  • Potencial: Aquellas personas que han sido cautivadas por el anuncio publicitario y que, como consecuencia, podrían llegar a consumir nuestro producto.
  • Primaria: Es el target de la campaña publicitaria. Todo el estudio del mercado y el plan de comunicación se ha centrado en ellos.
  • Real: Los espectadores a los que llega el mensaje mientras se realiza la campaña publicitaria. Nos dice para medir el impacto de los diferentes medios de comunicación que usemos.
  • Útil: Son los que han llegado a consumir nuestro producto mientras que la campaña está emitiéndose.

Define tu público

Definir nuestro público ideal no siempre es fácil. Para ayudarnos en esta tarea, existen una serie de pasos que nos pueden servir para conocer, a grandes rasgos, a los sectores de la población:

  • Perfil de nuestro público: Tenemos que conocer cómo es nuestro público y cuáles son sus intereses. De esta forma tenemos que saber cómo es su perfil:
  • Demográfico: ¿Nuestro producto está diseñado para hombres, mujeres, ambos u otra empresa? ¿Cuál debería ser su rango de edad? ¿Dónde viven? Estas son las primeras preguntas a las que deberíamos contestar para empezar a definir nuestro público.
  • Cultural: ¿A qué grupo social pertenece? ¿Cuál es su nivel económico? ¿Qué valores tiene? ¿Cuál es su nivel educativo? ¿En qué trabaja? Contestar a estas preguntas nos permitirá conocer mejor nuestro público y conectar mejor con ellos.
  • Perfiles distintos o un único perfil: Es posible que nuestro servicio pueda llegar a varios públicos objetivos y esto es un factor muy importante para tener en cuenta.
  • Consumo: ¿Qué necesitan? ¿Dónde buscan productos similares? Una vez que sepamos cómo consume nuestro público, podremos definir un plan de comunicación acorde a esto.

Tipos de públicos según su generación

Tener un esquema de los principales grupos de población y sus hábitos de consumo en función de su generación puede sernos de gran ayuda para definir a nuestro público.

público


Maturists

Han nacido antes de 1945. Su entorno generacional es el de la era del jazz y del swing; se comunicaban por cartas escritas a mano; relaciones cara a cara; roles de género muy definidos; y familias nucleares.

En cuanto a su forma de pensar: Ven el entorno laboral como un trabajo para toda la vida.

Son formales, les gusta la uniformidad, son cooperativos y se preocupan por el bien público sobre el personal. Respetan la autoridad, valoran la lealtad y el trabajo duro.


Baby boomers

Nacidos entre 1945 y 1964. Su entorno generacional se caracteriza por la era del rock&roll y la hippie; se comunicaban por teléfono o cara a cara; de relaciones personales; la familia tiene un rol fundamental.

En cuanto a su forma de pensar: Ven el entorno laboral como un puesto de trabajo para hacer carrera y crecer en la empresa. Ven el mundo como un lugar lleno de oportunidades.

Están más adaptados al entorno digital, pero no tanto a las redes sociales. Su presencia se encuentra principalmente en Google+ o Facebook. Les interesa la economía, política y causas sociales. Navegan a través de páginas webs de noticias y artículos principalmente. Son un buen público para contactar a través de email.


Generación X

Nacidos entre 1965 y 1980. Su entorno generacional se caracteriza por la guerra fría; la era del punk, grunch, rock y metal; son migrantes digitales donde se comunican a través de mails o mensajes de texto, aunque para las cosas importantes prefieren el cara a cara; la familia nuclear es un ideal y los divorcios están a la orden del día; es la primera generación que no ve un avance continuo de la calidad de vida (como había pasado en las anteriores).

En cuanto a su forma de pensar: Ven el entorno laboral como algo más inestable que las generaciones anteriores. Son individualistas, flexibles y escépticos con la autoridad. Están plenamente adaptados a Internet, utilizan redes sociales como Twitter, Facebook o LinkedIn. Su uso en Internet se centra en la vida saludable, paternidad o finanzas.


Millenials o generación Y

Nacidos entre 1981 y 1995. Su entorno generacional se caracteriza por ser la primera era de ataques terroristas internacionales, del sida, de la música electrónica, de las redes sociales. Reality shows, etc. Se comunican por chats, mensajes de texto o redes sociales, aunque prefieren el cara a cara para las cosas importantes.

En cuanto a su forma de pensar: Ven el entorno laboral como algo flexible donde no se plantean la posibilidad de hacer carrera en una única empresa. Son cómodos y buscan la tecnología para su comodidad. Tienen a sus familias como algo muy importante que debe estar en el centro de sus vidas.

Son nativos digitales y utilizan Internet para realizar multitud de operaciones en su día a día. Utilizan, prácticamente, todas las redes sociales. El entretenimiento, la tecnología, deporte y el estilo de vida son sus principales intereses.


Pivotals o generación Z

Nacidos entre 1996 y 2020. En cuanto a su entorno generacional son nativos digitales de la era de la economía global, de la crisis mundial, del calentamiento global y donde la comunicación se realiza preferentemente a través de dispositivos digitales.

En cuanto a su forma de pensar: ven el entorno digital como algo flexible donde constantemente se mueven entre empresas; creen que el éxito proviene del trabajo serio.

Es la generación más joven y la que más interés está despertando entre los expertos en marketing ya que son los creadores de tendencias de consumo.


El conocimiento del público o target al que dirigida la estrategia de marketing es crucial para asegurar el éxito de una campaña. Desde nuestro equipo trabajamos diariamente con nuestros clientes para dirigir todas las acciones de comunicación hacia el perfil de cliente definido.

PLAN DE MEDIOS. Cómo lograr tus objetivos.

Plan de medios: consiste en la búsqueda y definición de las plataformas en las que se debe promocionar una marca, un producto o un servicio.

Este plan de medios establecerá la mejor combinación de medios posible para lograr los objetivos de la campaña de marketing de una empresa.

En una estrategia de un plan de medios es muy importante tener en cuenta tanto los medios de comunicación, como los anunciantes, los planificadores y el público. Para ello existen dos tipos de medios de comunicación, los medios convencionales, es decir, aquellos que se difunden masivamente como la televisión, prensa, radio, cine y cualquier tipo de medio exterior, y los medios no convencionales, que son aquellos que se dirigen a receptores individuales, envíos de correos, entregas en buzones, marketing telefónico, publicidad en el lugar de venta, regalos, entre otros.

A continuación, te mostramos los pasos esenciales que debes seguir para elaborar un buen plan de medios:

Definición de tus objetivos

¿Qué pretendes conseguir con tu plan de medios?

  • Darte a conocer.
  • Crear imagen de marca.
  • Fidelizar a tus clientes.
  • Promocionar un determinado producto.

Esta decisión condicionará los pasos siguientes de tu plan. Debes hacer una investigación a fondo y asegurarte de que todo el equipo está de acuerdo en lo básico, antes de seguir con el plan de medios.

Análisis del target

Un plan de medios trata de impactar con su mensaje a un determinado público objetivo o target, que es susceptible de comprar un determinado producto o servicio. Por tanto, es fundamental la correcta definición del target para que nuestro plan de medios tenga éxito. Debemos responder a las preguntas ¿dónde se encuentra?, ¿cómo es? y ¿cómo y dónde consume?

Plan de medios

Asegúrate de definir el público objetivo lo más completamente posible con datos demográficos y geográficos, edad, sexo…debes saber cómo piensan, cómo se comportan y cómo “consumen” los medios de comunicación.

Puedes utilizar análisis estadísticos poblacionales de diversas fuentes e instituciones, que te ayudarán a focalizar y optimizar tu estrategia.

Ahora que tienes tus fines marcados y tu target definido es necesario desarrollar una estrategia para cada objetivo. Debes definir “qué” se debe comunicar y “cómo” comunicarlo. Puedes maximizar el impacto de tu plan de medios, verificando que utilizas cada plataforma a un nivel efectivo antes de aumentar tu plan con otro medio.

Canales

Según tu público objetivo deberás elegir entre medios offline (prensa, radio, televisión, directorios, vallas, etc.) y online (buscadores, portales, redes sociales, boletines, etc.). La mejor opción es utilizar una combinación de ambos canales.

Plan de medios

Medios

Dentro de cada canal, existen muchas opciones de medios que debes comparar y valorar. Para ello puedes pedirles que te envíen los datos básicos sobre su audiencia, difusión, calendario editorial, tarifas, formatos, condiciones, etc.

En este sentido es conveniente para cada tipo de medio o categoría: prensa, radio, TV, Cine, on-line, revistas… tener en cuenta la clasificación que queramos darle internamente. Asigna tres criterios (de acuerdo al briefing y a la estrategia publicitaria de la empresa) que los medios de esa categoría deben cumplir:

Selección: aspectos a concretar como la penetración del medio, los niveles de cobertura, la segmentación geográfica, las posibilidades comerciales (encartes, suplementos, especiales…)…

Periodicidad: si queremos impactar en momentos puntuales o no, medios de contenido o tirada diaria, mensual, quincenal, bimensual…

Formatos: en función de la partida presupuestaria y el tipo de campaña, si se van a marcar formatos convencionales o formatos especiales, si se busca la notoriedad o el ajuste presupuestario…

Define los formatos

Busca los formatos que mejor se adapten a tus objetivos y presupuesto. Generalmente, los formatos publicitarios más visibles y complejos son los más costosos. A menudo es más importante la posición y la creatividad del anuncio, que su tamaño.

Asigna un presupuesto

Debes hacer un presupuesto cerrado que incluya todos los medios que emplearás para tu plan de medios. Fija un presupuesto y una cantidad para cada medio de comunicación, así te asegurarás de tener todo bajo control. Negocia con cada medio y obtén las mejores tarifas, pueden hacerte un descuento por la contratación anticipada, o por la larga duración de la campaña.

Diseña un calendario/ timing

Ahora que ya conoces los canales, medios y formatos, decide las fechas y la periodicidad de las inserciones.

Es importante analizar y tener en consideración el periodo de tiempo que va a durar la campaña de comunicación. Durante qué meses se va a desarrollar, si se celebra alguna fiesta locales/nacionales durante ese período, si cuadra con algún período especial como pueden ser las rebajas, si es temporada alta/media/baja, si es temporada de alta o baja rotación de ventas…).

plan de medios

Además, hay que tener presente en qué momento del día y durante qué medio de comunicación se lograr llegar al público objetivo.

Estas variables; sumadas a las variables propias del sector en el que operemos y las variables propias de la empresa; ligadas a las características del target y a la selección de medios, nos ayudará a definir los días óptimos en los que lanzaremos los impactos de los diferentes medios para alcanzar la máxima cobertura por frecuencia media, afinidad, número de impactos entre el público objetivo y retorno posible.

Análisis del plan

Uno de los puntos más importantes del plan de medios es saber si los esfuerzos han dado sus frutos. Es tan importante analizar los resultados finales como realizar un seguimiento y un control de los mismos.

Para llevar a cabo un seguimiento, es importante controlar las inserciones de la campaña y verificar si dichas inserciones son realmente publicadas, es recomendable, si es posible, comparar los indicadores estimados a priori con los resultados obtenidos a posterior, otro indicador importante puede ser la evolución del recuerdo espontáneo (top of mind) y sugerido. Finalmente, hay que comprobar si se cumplen los objetivos generales y específicos fijados en el briefing.

Analizar los resultados, al final de la campaña y durante la misma, para poder cambiar y rectificar cosas que no estén funcionando es vital. Haz un seguimiento de cada uno de los canales contratados para conocer la efectividad de cada formato. En caso que no funcionen o no lleguen al objetivo marcado, se debe tratar de optimizar y tomar decisiones para mejorar los resultados marcados.

plan de medios

Para asegurar el buen éxito de una campaña de marketing hay que sentar bien las bases con una planificación de medios ajustada al objetivo perseguido, y ésto se consigue dejando en manos de expertos y profesionales el desarrollo de dicha planificación,  Agencia MonoGráfica cuenta con un equipo que asegurará el buen desarrollo de la campaña para tu empresa, para cualquier consulta póngase en contacto con nosotros.