Diseñar una campaña de marketing digital exitosa

En los últimos años, las campañas de marketing digital han venido para quedarse, de eso no hay duda. No hace mucho, cuando nos hablaban de una campaña publicitaria se nos venía a la cabeza la creación de anuncios en radio o televisión, street marketing, directorios comerciales, eventos o patrocinios.

 

Antes de que existieran las campañas de marketing digital se hacían campañas publicitarias offline. Cuando nació la era digital, una vez creada la campaña offline, se realizaban adaptaciones para el medio digital. Pero la realidad es que hoy en día todo es digital. Con la llegada de canales como las RRSS la palabra marketing actúa a la inversa. Ésto es debido a que son canales que ofrecen llegar a un número amplio de usuarios por un bajo coste. Desde entonces, se han trasladado las técnicas de marketing offline al mundo digital. En la actualidad, cuando hablamos de campaña pensamos primero en la forma de hacerla visible digitalmente y después en su adaptación para los medios más convencionales.

Es necesario pensar en marketing para conseguir tus objetivos. Además, es necesario pensar en marketing digital porque es donde se encuentran tus clientes. Pero, ¿sabemos qué es?

¿Qué es una campaña de marketing digital?

Una campaña de marketing digital o marketing online comprende todas aquellas acciones que persiguen la conquista de un objetivo en un plazo determinado. Éstas se ejecutarán con la planificación de una estrategia publicitaria. Para ello se emplearán diferentes técnicas y herramientas en los medios y canales de internet según los objetivos de la campaña.

Las campañas de marketing digital deben seguir una serie de factores básicos. Los principales son:  saber cuál es nuestro objetivo y conocer el público al que queremos dirigirnos. Sólo así podremos determinar las acciones que llevaremos a cabo para alcanzar la meta.

Cuando tengamos claros esos dos factores habrá que determinar el canal por el cuál vamos a difundir nuestra campaña.

El éxito de llegar a nuestro objetivo es fragmentarlo en pequeños objetivos previos. ¿Y esto qué quiere decir? Imagínate que queremos respaldar las ventas con estrategias de email marketing. Antes tenemos que cumplir primero el objetivo de confeccionar una base de datos de usuarios interesados. Para conseguir dicha información, decidimos crear contenido de interés relacionado con la campaña teniendo en cuenta el público objetivo. Dicho contenido lo ofreceremos gratuitamente a cambio de conocerlos (nos dejen su email). De esta manera conseguiremos una base de datos con target interesado a quiénes lanzaremos nuestra campaña.

Elementos clave para crear una campaña de marketing digital

Tenemos nuestro objetivo, nuestro público y el canal por el que queremos hacer el lanzamiento. ¿Y ahora qué elementos necesitamos?

Existen acciones de marketing que nos sirven para mejorar cualquier campaña. En esta ocasión nos vamos a centrar en la campaña en cuestión. Vamos a elegir los elementos más importantes para que la campaña sea altamente efectiva.

  • La oferta de un producto o servicio

Es el elemento principal más importante. Tu negocio dispondrá de productos y/o servicios. Uno de ellos podrá ofertarse de muchas maneras.

La oferta no es más que el producto o servicio que quieres vender complementado con algún beneficio o ventaja. La información del producto junto con la ventaja, se deben complementar con más información como: descripción, precio, fecha de inicio y fin de la oferta, disponibilidad, entrega, códigos de descuento, etc.

  • El copy o texto de la campaña

Sabemos lo importante que es cuidar la imagen en una campaña. Las fotografías, gráficas o vídeo deben ser capaces de captar la atención del usuario. No menos importante es el texto que la acompaña. El mensaje que usamos en una campaña debe ser claro y convincente, sin distracciones. Debe intrigar y persuadir al usuario para que interactúe con la llamada a la acción que vamos a implementar.

  • La imagen de la campaña

Todos conocemos la famosa frase de: “una imagen vale más que mil palabras”. La importancia de la imagen en una campaña de marketing digital cobra un gran valor. En uno o dos segundos debe comunicar el mensaje que queremos transmitir. Además, debe acompañar con sentido al copy.

  • Todo tiene que tener sentido

En una campaña la imagen y el texto deben tener congruencia. Si no fuera sí, el usuario podría verse inmerso en contradicciones y dudaría de nuestra marca.

No debemos olvidar que el factor más importante que influye en la decisión de compra es la confianza del consumidor. Por este motivo, si en algún momento generamos duda, la oferta será rechazada sin llevar a ninguna acción. ¿Esto qué quiere decir? Suponte que vas a lanzar una campaña en Facebook y que cuando el usuario hace clic para obtener más información se le abre una LandingPaqe. Si ésta nueva página, tiene una imagen diferente a la creada para la campaña, el usuario se sentirá perdido y es muy posible que abandone. Pasa lo mismo con el copy, si éste cambia en la página de aterrizaje, parecerá que quieras engañar al usuario, perderá la confianza y se irá.

  • Segmentación del público

Ya lo decíamos al principio, conocer al público al que queremos llegar es uno de los principales factores para crear una campaña de marketing digital. Tenemos la mejor oferta, con una imagen atractiva y el mejor copy. Nada de esto dará resultados si mostramos la campaña a la audiencia equivocada.

En el equipo de MonoGráfica tenemos especialistas en Marketing Digital que pueden ayudarte a desarrollar tu campaña con éxito.

Creamos tu campaña de marketing

Segmentación de clientes: conoce el perfil de tu cliente.

Predecir el futuro no es solo trabajo para la bruja Lola o Rappel. Con big data (gestión y análisis de enormes volúmenes de datos), especialmente aplicado a la segmentación de clientes y el desarrollo personal, ahora tenemos una capacidad de predicción mucho más sólida, sin tener que echar mano del tarot. Podemos recopilar pequeñas piezas de información que definen la vida de nuestros clientes. Al comenzar desde cero, con su dirección de correo electrónico, y crecer desde allí para descubrir cuál es su película favorita o si están embarazadas. Utilizar estos pequeños datos para comprender la imagen más amplia de quiénes son nuestros clientes.

Segmentación de clientes

Mediante la recopilación de datos, podemos ver patrones de comportamientos a lo largo del tiempo que nos ayudan a predecir el futuro; por ejemplo, los amantes de las bicicletas por el turismo rural y las mujeres embarazadas compran los baberos. Este tipo de categorización, a escala, es la segmentación del cliente.

  • Podemos agrupar personas según la edad, el lugar o la raza.
  • También por rasgos de personalidad como opinión, intereses y estilo de vida.
  • Según los objetivos que más les interesan, o sus creencias subyacentes sobre la forma en que comienza a leer el periódico.

segmentación

Segmentación basada en Demografía y Socioeconomía.

Lo más sencillo dentro de la segmentación es el método cuantitativo, que es rápido y, a menudo, efectivo. Agrupar a las personas en función de su ubicación, su edad y etapa de la vida, género, raza, nacionalidad y religión crea grupos que se pueden comercializar con precisión. Por supuesto, la métrica más relevante dependerá del producto. Dos hombres de 30 años podrían estar llevando vidas completamente diferentes: una es un padre con una hipoteca y el otro vive con su madre. Sus hábitos de compra serán tan diferentes como la noche y el día.

Por otro lado, una empresa puede identificar a sus consumidores menos probables basándose en algunos de estos datos demográficos. Por ejemplo, una empresa de esquí acuático tendría un rendimiento inferior en un lugar sin curso de agua y tendría un mejor rendimiento al apuntar a lugares costeros o junto al lago.

Del mismo modo, el análisis de factores socioeconómicos como el ingreso, la educación y la ocupación puede dar una idea de lo que valoran sus clientes. Si su empresa vende un artículo de lujo, debería apuntar a personas de altos ingresos, y aquellos con muy alto nivel educativo o que desempeñen puestos de alta responsabilidad.

segmentación

Segmentación basada en el comportamiento

Los segmentos más valiosos, sin embargo, son más profundos que los datos demográficos. Para algunas compañías, es apropiado agrupar según la edad, como una marca de ropa comercializada para adolescentes. Para otros, la segmentación por edad no tiene valor. Agrupar a los clientes según el comportamiento de compra, que varía según el producto, es más efectivo. Por ejemplo, imagine que la técnica de segmentación más valiosa de Movistar se basa en los hábitos de uso de datos. Eso pondría a Carmen, de 28 años, cuya hija está constantemente viendo episodios de Pepa Pig en su móvil. Es el mismo segmento que David, de 45 años, que devora series como Breaking Bad y Juego de Tronos. Están en el mismo segmento porque ambos usan muchos datos al ver contenidos online.

segmentación

Segmentación basada en objetivo

La segmentación basada en los objetivos de la compañía es común y efectiva. Android usó esta técnica, agrupando a las personas que probablemente comprarían un teléfono inteligente Android. Determinaron que este segmento estaba lleno de hombres y adictos a las tecnologías.

Un anuncio de iPhone, se centraba en los usuarios en función de sus objetivos en lugar de sus características. Esa técnica de segmentación reveló el valor del iPhone para una población muy diferente. Tan diferente como una abuela y un ingeniero informático. Mostraba que un usuario ordenaba comida, miraba una película y usaba una calculadora. Esta campaña no estaba dirigida a las abuelas ni a los ingenieros, sino que estaba dirigida a personas que querían usar su teléfono para pedir la cena o ver una película en un taxi.

segmentación

Segmentación basada en el modelo mental

Hay autores que dicen que la segmentación basada en el comportamiento o los objetivos no es suficiente. Pues no se llega a lo que “motiva al consumidor a su comportamiento”. Por ejemplo, se realizó un estudio donde se entrevistó a propietarios de diferentes modelos de automóviles en seis países. Se encontró solo un modelo mental integral , una creencia que motivó las decisiones de compra sobre el aceite para automóviles. Todos los clientes expresaron, metafóricamente, las mismas orientaciones profundas: Mi vehículo está vivo y soy responsable de su bienestar. “Alimento” a mi vehículo con un buen aceite de motor (nutrición) para mantenerlo saludable. A cambio, mi vehículo se ocupará de mí “.

Este modelo mental atraviesa grupos de los que podría caer un esfuerzo de segmentación. El modelo mental del automóvil, la experiencia de conducción, etc.

segmentación

Lo ideal es desarrollar estrategias que apelen a la mentalidad de un cliente, lo que brinda una gran posibilidad de conseguir el objetivo.

Toda estrategia de marketing lleva consigo muchas tareas para lograr las ventas tan deseadas. Agencia MonoGrafica trabaja día a día para llevar las marcas que confían en nosotros a sus públicos objetivos. El buen diseño, creatividad y comunicación ligado al conocimiento del cliente, pone mucho más fácil lograr las metas propuestas. No dudes en consultarnos para resolver cualquier duda o necesidad.